viernes, 22 de abril de 2011

PUERTO CABEZAS: LA SEGURIDAD CIUDADANA HA MUERTO.

La violencia es condenable venga de donde venga; los jóvenes pandilleros no pueden reclamar como su derecho a agredir personas en la calle; tirar piedras y destruir propiedades. No.

La pregunta es: ¿Qué puedes hacer cuando un grupo de pandilleros llega a la puerta de tu casa y amenazan, ofenden e invaden la propiedad ajena. ¿Qué debes hacer? Dejar que entren y apaleen a tus hijos y roben tus pertenencias? LLamar a la Policía pidiendo auxilio y te diga "Dios te ampare" ¿Eso?

Puerto Cabezas está de luto, no solamente por la muerte de un joven pandillero y la quema de la casa de una Juez que estaba tranquilamente en su casa.

Estamos de luto por que la seguridad ciudadana ha muerto. Impera la ley de la selva.


Fernando Saavedra A.
Publicar un comentario