jueves, 1 de marzo de 2012

FEMINICIDIO: SU SOLUCION NO ES PENAL.

A esto hay que sumarle; los miles de casos de mujeres y niñas golpeadas, humilladas, agredidas en el "seno familiar". 

La solución no está en un Sistema Penal agresivo que penalice hasta el último comportamiento de las relaciones personales y familiares. No. 

La solución está en la Educación; en la adopción, fomento y promoción de un sistema de valores éticos y cívicos que nos devuelva una sociedad sana. 

Cierto que la pobreza es una condicionante terrible; fuente y promotora de muchas de esas agresiones y delitos pero no es enteramente determinante. 

Se puede ser pobre y ser limpio; se puede ser pobre y ser honesto y respetuoso. 

Estas grandes virtudes que señalamos no son propias de las clases pudientes. Al contrario; las clases pudientes son propensas al fraude, al robo, al abuso al encubrimiento de sus delitos; precisamente por contar con más recursos para ello. 

Mas presupuesto para la Educación eso es lo que necesitamos. Y nunca será suficiente.



Publicar un comentario