martes, 24 de febrero de 2015

TOMATES VERDES





Tomates verdes era lo que a Amanda le gustaba. Hizo comer a sus hijos, tomates verdes fritos, todos los días. Ellos lo aborrecían. Pasaron los años, los hijos crecieron y Amanda murió. El día del velorio una viejita les entregó a cada uno de ellos una plantita de tomate verde y les dijo: "Esta es su herencia". 


Fernando Saavedra A.
Publicar un comentario