jueves, 29 de junio de 2017

LA CONSULTA AL VIEJO PROFESOR




En una ocasión, un grupo de estudiantes llegó a la casa de su viejo maestro, para consultar sobre un tema que les aquejaba: ¿Por qué debemos estudiar? 

El maestro los quedó viendo a todos y les preguntó:¿Qué piensan ustedes?

Uno de ellos expresó que estudiar no servía para nada, que era mejor trabajar y ganar dinero; otro expresó que para saber más que los demás y no ser del montón; otro expresó que para aprender y ser un profesional, ayudar a cambiar el mundo en que vivimos.

Después de escucharlos, el maestro les dijo: todos ustedes tienen la razón, han respondido a su pregunta de la manera que han considerado conveniente y se quedó callado.

Uno de sus alumnos le dijo: Maestro, con su respuesta quedamos en el mismo lugar, no resolvemos nuestra inquietud.

El maestro les dijo: Estudiar es una obligación, impuesta por el Estado o por la familia o por la sociedad, de tal manera que hay que estudiar, porque se nos exige estudiar; ciertamente, para ganar dinero no hay que estudiar como dijo uno de ustedes, entonces ¿para qué estudiar?. Para diferenciarse de los demás bastará nacer, porque nadie es igual a otro, entonces, tampoco hay que estudiar y finalmente, para ayudar a los demás, bastará realizar alguna acción como dar limosna a los pordioseros o un poco de agua al sediento transeúnte por lo tanto,tampoco se necesita estudiar. 

Nuevamente, el maestro se quedó callado.

Entonces maestro, en qué quedamos: ¿Para qué estudiar?

El maestro, los quedó viendo a todos y extendiendo sus brazos para abrazarlos les dijo: Bien podríamos estudiar, para poder contestar la pregunta: ¿Qué les parece?


Fernando Saavedra A.

San Cayetano, Managua.
Junio 29, 2017.
Publicar un comentario